Pueblo de Auvinya.

Es uno de los sitios más curiosos que puedes visitar con tu perro en Andorra, mas concreta mente en Sant Julià de Lòria.

Un pueblo de propiedad privada que se remonta al siglo IX, con unos 238 habitantes.

En el año 2006 la familia propietaria, la familia Fiter, empezó a construir la urbanización recreándola como un pueblo medieval andorrano, poco después se le unieron el resto de “casas pairales”  creando así un lugar emblemático donde viven mas de 20 familias.

El pueblo de Auvinya es un lugar sorprendente que no deja indiferente a nadie. Te vas a encontrar torres medievales, carteles donde explica la historia de andorra, hay puentes románicos, mobiliario adquirido en anticuarios.

Que hacer en Auvinya.

Mira por todas partes, acércate a las cosas,  el detalle de los objetos es espectacular. Seguro que se te escapa alguna cosa así que atento a todo.

Es totalmente peatonal, para los visitantes hay un parking justo en la entrada del pueblo.

Y aunque no sea una visita muy larga, porque el pueblo es pequeño, creo que es imprescindible una visita, además de ser un buen sitio para pasear con tu perro.

Fijate en las puertas de las casas, son curiosas porque no tienen número pero si tienen nombre, sobre todo relacionado con la flora y fauna andorrana, como Ca l’isard, Cal Pardal…

Tiene una iglesia propia dedicada a Sant Ivo, patrón de los juristas y abogados. Es pequeña y de como, de estilo románico.

Cabe decir que la construyeron para rendir homenaje al patriarca de la familia Fiter poniéndole su nombre Ivo.

La historia de Andorra esta contada en unos paneles de hierro en el centro del pueblo.

Auvinya con perro.

Ante todo, respeto, esta todo muy bien cuidado, así que agua para los orines y bolsitas por si acaso, aunque lo mejor es no dejar que haga nada por toda la zona.

Vas a pasear con tu perro en un entorno de tranquilidad, paz, aire puro, vistas a los viñedos de Casa Auvinyà, calles empedradas y ese toque medieval tan chulo que lo caracteriza.

 

Mas cosas de Auvinya. La leyenda de la Dama blanca.

Justo en la entrada encontraras una escultura de la Dama Blanca, una leyenda andorrana que explica como una mujer se enfrento con coraje por la independencia del pueblo andorrano frente al poder feudal.

Una dama blanca en la mitología de los pirineos podía ser una una hada, una bruja, un fantasma de una mujer muerta en un castillo… no siempre son figuras destructivas o malignas, en muchas ocasiones se les asocia a la curación o sanación.

La leyenda cuenta que dama blanca de Auvinya era la heredera de una torre que se ubicaba en territorios que el bisbado de Urgell reclamaba y se atribuía el control exigiendo unos impuestos y bienes.

El Obispo  pasaba por allí  con soberbia para reclamar los pagos a los campesinos de la zona. La dama blanca, le prohibió el paso en varias ocasiones, pero el obispo hacia un poco lo que le daba la gana con soberbia y prepotencia seguía reclamando lo que no era suyo.

Una noche cuando el obispo y  todo su séquito volvían a sus tierras cargados con los bienes y el dinero de los campesinos andorranos, escuchó una voz femenina en el bosque que le susurraba, se bajo de su caballo y vio una bella mujer a la luz de la luna con un vestido blanco, el obispo seducido por tanta belleza se acerco a la misteriosa mujer. Ella le cogió de la mano y se adentraron en el  oscuro bosque. Era la dama de blanco.

Y aunque lo buscaron nunca mas se supo del obispo de Urgell. Y los campesinos volvieron a la tranquilidad de su día a día.

Y es por esto que la dama blanca es considerada la protectora de los valles de Andorra. 

Opina y escribe una reseña

Tu valoración

angry
crying
sleeping
smily
cool
Buscar

Se recomienda que su opinión tenga al menos 140 caracteres de longitud

You agree & accept our Terms & Conditions for posting this review?