Pipican con agua y cesped, es un parque para perros grande y abierto, no dispone de vallas por lo que hay que vigilar con nuestros peludos ya que por los campos cercanos suele haber plantaciones de tabaco y animales como vacas o caballos. También podrian llegar a la carretera.

No hay sombra pero si bancos. Hay un parking cercano.

Opina y escribe una reseña

Tu valoración

angry
crying
sleeping
smily
cool
Buscar

Se recomienda que su opinión tenga al menos 140 caracteres de longitud

You agree & accept our Terms & Conditions for posting this review?